close Facebook Twitter Instagram LinkedIn
9 mins

Organiza tu mañana hoy de Dr. Jason Selk, Tom Bartow y Matthew Rudy, resumen del libro

Reentrena tu mente y optimiza tu rendimiento en el el trabajo y en la vida
by The Blinkist Team | Jun 15 2023

En este resumen del popular libro Organiza tu mañana hoy de Dr. Jason Selk, Tom Bartow y Matthew Rudy te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

Organiza tu mañana hoy (2015) es la guía decisiva para lograr una carrera exitosa y una vida gratificante. Estos blinks les ofrecen valiosa información y les brindan las herramientas necesarias para descifrar el poder de la mente, aumentar la confianza en ustedes mismos, así como la productividad.

 

¿A quién está dirigido?

  • Artistas y creativos que busquen incrementar su productividad.
  • Atletas que deseen generar nuevos hábitos positivos.
  • Estudiantes y profesionales que deseen convertirse en mejores oradores públicos.

 

Acerca de los autores

El dr. Jason Selk es el director de Entrenamiento Mental de los St. Louis Cardinals, un equipo de las Grandes Ligas de Béisbol de los Estados Unidos. También es autor de 10-Minute Toughness (Resistencia en 10 minutos) y Executive Toughness (La resistencia del ejecutivo).

Tom Bartow, que era un exitoso entrenador de baloncesto universitario, ahora es asesor financiero y creó un programa de formación avanzada para asesores de alto nivel en Edward Jones, una empresa de servicios financieros.

Matthew Rudy es coautor de más de 20 libros que tratan varios temas, como el golf, los negocios y los viajes.

 

¿Qué beneficio ofrece? Para cambiar su vida para mejor, deben cambiar un mal hábito por vez.

¿Qué tienen de especial las personas que se destacan? ¿Tienen un talento superior? ¿Nacieron con alguna ventaja?

No. Las personas que triunfan provienen de diferentes ámbitos y condiciones de la vida, y no todas empiezan con el pie derecho. Pero todas esas personas comparten una característica: tienen hábitos increíbles.

Entonces, ¿qué son exactamente los hábitos que impulsan el éxito y cómo pueden adquirirlos? En estos blinks, se explicará en detalle las ocho formas para reeducar la mente y cambiar para mejor. Incluso enfocarse en un nuevo hábito los ayudará a llegar más lejos si desean convertirse en personas más centradas y productivas.

En estos blinks, descubrirán lo siguiente:

  • Por qué ser anormal es preferible que ser normal.
  • Cómo enfocarse en múltiples tareas es solo un embrollo para fingir ser productivo.
  • Cómo crear un ritual que los ayude a transformar los buenos comportamientos en hábitos.

 

Centrarse en más de un objetivo a la vez no es para nada productivo si quieren obtener resultados positivos.

¿Han sentido alguna vez la necesidad de hacer un cambio positivo en su vida? Quizá ya hayan redactado una lista de todo lo que les gustaría cambiar. Pero hacer una larga lista no es la forma más eficaz de lograr una mejora.

¿Por qué? Se sabe que nuestra mente consciente solo puede procesar entre cinco y nueve conceptos o datos a la vez. Este fenómeno se llama

capacidad de canal y fue identificado por primera vez por el psicólogo George A. Miller en 1956.

Independientemente de lo que estén leyendo o mirando, desde palabras hasta colores o números, la memoria de trabajo solo puede almacenar una cantidad limitada de datos en un momento determinado. Y la memoria de trabajo es todo lo que una persona tiene de un momento a otro, ya sea para exponer sus argumentos o para resolver un problema matemático.

Así que, dada esta limitación, es lógico que abordar demasiadas tareas a la vez pueda resultar abrumador. Pasa lo mismo al querer cambiar demasiadas cosas a la vez en su vida.

Dado que cada tarea que intentan completar requiere su propia cantidad de datos, la memoria de trabajo puede sufrir una sobrecarga de información cuando se esfuerzan por hacer malabares con múltiples tareas. Cuando esto ocurre, es posible que los datos importantes se procesen de forma incorrecta y tal vez terminen cometiendo un error o, lo que es peor, la mente consciente se puede apagar. Es como cuando la pantalla de la computadora se congela porque abrimos demasiadas aplicaciones a la vez.

El autor fue testigo de este dilema en forma directa. Muchas personas le comentaron que, cuando intentaban cambiar dos o tres cosas de su vida al mismo tiempo, se bloqueaban. Pero, cuando se concentraban solo en una, los resultados podían ser increíbles.

Así que la mejor manera de mejorar su vida y obtener resultados positivos es comprometerse a cambiar solo una cosa a la vez.

 

Priorizar las tareas y organizar el día de mañana es la clave para una mejor gestión del tiempo y la productividad.

Puede parecer que las personas son productivas cuando se apresuran frenéticamente para completar una tarea y luego otra y otra, o al hacer varias tareas a la vez hasta el punto de distraerse. Pero este comportamiento solo indica que la persona tiene pocas habilidades para la gestión del tiempo.

El secreto para que el día de mañana sea productivo es organizarlo hoy.

Para organizarse eficazmente, prioricen las tareas haciendo una lista con las tres cosas más importantes que quieren lograr. Asegúrense también de incluir el tiempo necesario para realizar estas tareas.

Luego, elijan una sola tarea de esas tres que sea absolutamente necesario realizar ese mismo día.

Así se asegurarán de centrarse en lo que es más importante para ustedes. Y será menos probable que olviden o dejen de lado una tarea que podría ser más complicada en favor de un objetivo más fácil.

Además, al centrarse solo en tres tareas, en lugar de sentirse abrumados por muchas cosas, tendrán más confianza para cumplir todos los objetivos que se hayan propuesto.

También hay tres aspectos importantes que deben tener en cuenta al hacer la lista.

Primero: No cometan el error de enumerar un proyecto grande y complejo en primer lugar. En su lugar, piensen en tareas más pequeñas y manejables, que sean parte del proyecto mayor y que puedan agregar a la lista.

Segundo: Prioricen y programen con inteligencia. Identifiquen con cuidado las tareas más importantes para mañana y asegúrense de programar el tiempo suficiente para completarlas. Para muchos, el período entre el almuerzo y las 3 de la tarde es un buen momento para trabajar sin interrupciones.

Tercero: Tomen notas. Poner su plan en papel no tiene que ver solo con recordar qué hacer. La escritura activa una parte específica del cerebro denominada sistema de activación reticular (SAR). Esta zona actúa como un filtro y ubica la información importante, como lo que anotan, en el primer plano de la mente.

Así, con un plan de acción escrito y priorizado, estarán listos para conquistar el día que los espera.

 

Maximicen el tiempo que tienen buscando formas de estructurar los objetivos y aumentar la productividad de las reuniones.

¿Alguna vez observaron su lista de tareas y desearon que el día tuviera más de 24 horas? A continuación, se proporcionan cuatro consejos para aprovechar al máximo el tiempo disponible.

Consejo n.° 1: No pierdan tiempo esperando.

Tal vez piensen que el tiempo entre una cita y otra no es valioso, pero estos breves períodos pueden sumar muchas horas. Así que, en lugar de perder el tiempo o estar en Facebook, dediquen ese tiempo extra a hacer algo productivo. Lo más probable es que haya un correo electrónico que puedan responder o algunos documentos que tengan que revisar.

Consejo n.° 2: Apliquen la técnica de preguntarse y recortar para evitar la procrastinación.

Es una técnica útil cuando se enfrentan a una tarea que les parece demasiado abrumadora para empezarla. Entonces, primero deberían preguntarse: ¿Cuál es el primer paso que tengo que dar? A continuación, concéntrense en completar ese primer paso para recortarlo y luego repitan la pregunta. Al ir seccionando la tarea en pequeños pasos, avanzarán sin sentirte intimidados por la magnitud de todo el proyecto.

Consejo n.° 3: Pongan el cronómetro.

Creen un desafío poniéndose un plazo corto para una tarea pequeña. Cuando cumplan el plazo, verán lo eficientes que pueden ser y aprenderán que realmente pueden hacer más con menos tiempo.

Y, por último, el consejo n.° 4: Estructuren previamente sus reuniones para alcanzar objetivos concretos.

Las reuniones sin estructura y sin rumbo son una pérdida de tiempo. Las personas terminan saltando de un tema a otro o dedicando la reunión a detalles menores. Hagan que su reunión sea productiva dándole un enfoque.

Abran la reunión con un objetivo claro que describa lo que quieren conseguir. Quienes asistan a la reunión sabrán entonces cuál es su objetivo y podrán dedicar el resto del tiempo a lograrlo de forma productiva. Concluyan la reunión dedicando un breve espacio de tiempo a preguntas o propuestas.

Con estos consejos, irán por buen camino para hacer que su jornada laboral sea más productiva utilizando cada minuto de la forma más eficaz posible.

 

Creen un ritual con sus nuevos objetivos de estilo de vida para evitar la procrastinación y manténgase leales a los nuevos comportamientos positivos.

Muchas personas formulan sus propósitos de Año Nuevo como, por ejemplo, dejar un mal hábito o ponerse en forma. Lamentablemente, no es raro volver a los viejos hábitos o al mal comportamiento después de unas pocas semanas.

Entonces, ¿cómo pueden seguir un plan y desarrollar hábitos nuevos y mejores? Empiecen por crear un ritual del hábito positivo que deseen adoptar.

Crear un ritual significa hacer algo exactamente a la misma hora todos los días. Si quieren ir al gimnasio más a menudo, conviertan ese nuevo hábito en un ritual estableciendo una hora específica para ir, como las 8:30 de la mañana todos los días. Y comprométanse a hacerlo. Al convertir su nuevo objetivo en un ritual, estarán menos expuestos a la tentación de procrastinar o posponerlo.

Pero, si empiezan a dudar o a sentir que se descuidan, recuerden que el cambio de hábitos se hace más fácil con el tiempo.

Cuando empiecen a cambiar sus hábitos, puede haber momentos en que los comportamientos previos, como quedarse tirados en el sofá viendo televisión, les parezcan una mejor opción. Si esto sucede, resistan la tentación recordándose que se trata de una fase normal y temporal en el camino hacia un estilo de vida nuevo y mejor.

Es posible que durante estas primeras etapas sea una lucha, pero será más fácil a medida que pase el tiempo y se mantengan firmes.

Para resistir la lucha, háganse estas dos preguntas: ¿Cómo me sentiré cuando gane esta batalla y siga comprometido con mi nuevo hábito? ¿Cómo me sentiré si bajo los brazos? Estas preguntas los ayudarán a evocar sentimientos en su interior que pueden motivarlos a seguir adelante con sus objetivos.

Por último, imaginen cómo su nuevo estilo de vida cambiará su bienestar a largo plazo.

Se puede lograr a través de la visualización: imaginen a su nuevo “yo” como una persona sana, productiva y segura de sí misma. Esta técnica les permite mantener su objetivo en mente y los motivará a seguir firmes en el camino.

Aplicando estas técnicas de pensamiento básicas, cualquier persona puede sostener su compromiso con nuevos hábitos o realizar cambios de estilo de vida, hasta que el cambio se convierta finalmente en algo natural.
 


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro Organiza tu mañana hoy de Dr. Jason Selk, Tom Bartow y Matthew Rudy, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print