close Facebook Twitter Instagram LinkedIn
13 mins

La startup de $100 de Chris Guillebeau, resumen del libro

Despide a tu Jefe, haz lo que te gusta y trabaja mejor para vivir más
by The Blinkist Team | Jun 21 2023

En este resumen del popular libro La startup de $100 de Chris Guillebeau te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

La startup de $100 es una guía para las personas que quieran dejar los trabajos de horario fijo y empezar su propia empresa. Guillebeau analiza casos prácticos de 50 emprendedores que comenzaron microempresas con $100 o menos, y proporciona consejos y herramientas sobre cómo definir y vender un producto con éxito, y cómo hacer crecer su empresa desde allí.

 

¿A quién está dirigido?

  • Toda persona que alguna vez haya pensado en empezar su propia compañía.
  • Toda persona interesada en ideas exitosas para pequeñas empresas.
  • Toda persona que quiera hacer crecer su microempresa y aumentar sus ganancias.

 

Acerca del autor

Chris Guillebeau es emprendedor, escritor y aficionado a los viajes. Ha visitado casi todos los países del mundo, trabaja de manera independiente y motiva a las personas para que vivan una vida gratificante. Su blog, El arte de no conformarse, tiene más de 300 000 visitas por mes.

 

Dejen sus trabajos de horario fijo y conviértanse en sus propios jefes; es mucho más simple de lo que creen.

¿Alguna vez soñaron con dejar sus trabajos de horario fijo y lanzarse a trabajar de forma independiente?

En todas partes del mundo, cada vez más personas dejan sus empleos de jerarquías y normas para seguir su pasión y comenzar su propia empresa.

Establecen microempresas que les permiten llevar una vida libre y significativa. Este tipo de empleo de empresas unipersonales no es nuevo en absoluto. Pensemos en los comerciantes ambulantes de la antigua Atenas, que vendían casa por casa sus mercancías de forma independiente.

Entonces, ¿qué necesitamos para comenzar una microempresa?

Probablemente mucho menos de lo que creen. Todos los días, personas comunes y corrientes establecen microempresas, y a menudo lo hacen sin fondos, sin experiencia, sin un máster en Administración de Empresas ni planes de negocio detallados.

Un ejemplo de esto es la historia de dos diseñadores que, recién egresados y por impulso, comenzaron a vender hermosos mapas personalizados en línea y terminaron ganando tanto dinero que renunciaron a sus trabajos diarios después de solo nueve meses.

O piensen en el profesor de piano que creó un software para llevar un registro de sus estudiantes y los horarios de las lecciones, pero que terminó siendo una fuente de ingresos de tiempo completo, que generaba más de $30 000 por mes.

Su empresa también puede ser igual de exitosa. Solo necesitan lo siguiente:

  • Un producto o servicio para vender.
  • Clientes que estén dispuestos a pagar por ese servicio o producto.
  • Un método de pago.

Así de simple.

El paso más importante de todo el proceso es tomar la decisión de actuar. Muchos empresarios exitosos sienten que las mayores dificultades en su trayectoria no provienen de las competencias ni de las fuerzas del mercado, sino de sus inseguridades y temores internos. No se dejen vencer por ellos. Anímense y den el salto,

ya tienen lo que necesitan.

Dejen sus trabajos de horario fijo y conviértanse en sus propios jefes; es mucho más simple de lo que creen.

 

La pasión no es suficiente para el éxito de una empresa. También necesitan clientes y las habilidades adecuadas.

La mayoría de las personas sueñan con vivir de lo que les apasiona, como viajar a países exóticos. Pero hay una cuestión: su “empresa” soñada es solo un pasatiempo, a menos que alguien esté dispuesto a pagar por sus servicios.

La verdadera receta para el éxito es encontrar el punto ideal entre sus pasiones, sus habilidades y las necesidades de los demás. Pero, ¿por dónde se empieza?

La parte más importante de cualquier empresa es ofrecer valor a los clientes. Por ende, deben enfocarse sin descanso en cómo ayudar a los demás.

Por lo general, esto significa que no pueden convertir su pasión directamente en una empresa, sino que deben trabajar en un campo adyacente donde ayuden a otros a seguir esa misma pasión. Por ejemplo, un viajero entusiasta, Gary Leff, inició una microempresa utilizando su experiencia para reservar los mejores viajes posibles para otros con sus millas aéreas adicionales, que muchas personas no sabían cómo usar.

Pero, ¿qué ocurre si no tienen las habilidades necesarias para comenzar la empresa que desean? Aquí es donde entra en acción la transformación de habilidades. Si bien puede que no tengan las habilidades específicas necesarias para seguir adelante con una oportunidad, tienen muchas otras que están relacionadas. Sacarán el mejor provecho de ellas e irán adquiriendo las demás en el proceso, lo que transformará su perfil de habilidades.

Kat Alder, por ejemplo, era moza en Londres y tenía buenas habilidades sociales. Con el tiempo, estableció su propia empresa de relaciones públicas y, aunque no tenía experiencia en el ámbito, sus habilidades sociales le ayudaron a aprender los aspectos básicos del negocio.

No todas las pasiones pueden convertirse en empresas. No importa cuánto disfruten comer pizza, no pueden hacer una empresa de eso. Pero sí pueden iniciar una pizzería. Con estas oportunidades, piensen bien de qué manera pueden ofrecer valor a las personas y qué habilidades tienen a su favor.

La pasión no es suficiente para el éxito de una empresa. También necesitan clientes y las habilidades adecuadas.

Entiendan las necesidades más profundas de sus clientes y elaboren una oferta acorde a ellas.

Para establecer una empresa exitosa, su oferta debe tener valor para los clientes.

Y, para saber si es así, deben conocer a las personas a quienes les venden. ¿Cuáles son los datos demográficos de su mercado objetivo? No definan de manera general a sus clientes según su edad, género o ingresos; en cambio, piensen en su personalidad compartida. ¿Cuáles son sus pasiones, habilidades y valores?

Una vez que entiendan a sus clientes, deben preguntarse lo siguiente: ¿Les interesa el producto que ustedes tienen en mente? Para saberlo, pregúntenselo. Acérquense a los potenciales clientes, ya sea de manera informal o mediante encuestas, y averigüen si estarían dispuestos a pagar por su producto. ¿Tienen algún otro problema que ustedes pudieran resolver? ¿O deberían modificar su producto para abordarlo?

Un enfoque aún más prudente es promocionar primero su producto para ver si obtienen los suficientes pedidos como para que el proyecto sea viable y luego producir lo que hayan vendido. Un entusiasta de los automóviles promocionó una guía para automóviles de alta gama a través de una revista y, solo después de vender dos por $900 cada una, decidió que valía la pena publicarla.

Por supuesto que deben tener en cuenta que, a veces, lo que los clientes dicen que quieren puede ser diferente a lo que realmente quieren. Durante años, las aerolíneas han recibido quejas sobre los asientos apretados en los aviones. Pero, cuando una aerolínea intenta ofrecer más espacio para las piernas a un precio un poco más alto, descubren que la gente prefiere volar con competencias más baratas y más pequeñas.

Para tener éxito de verdad, es necesario ir más allá de las necesidades que se expresan de forma abierta y abordar incluso las que no se expresan. Tomemos el ejemplo de Kyle Hepp, una fotógrafa de bodas a quien las parejas de novios a menudo le dicen que no quieren ningún tipo de foto de boda tradicional. De todos modos, toma algunas porque sabe que las familias de los novios estarán felices con ellas.

Entiendan las necesidades más profundas de sus clientes y elaboren una oferta acorde a ellas.

 

Sean creativos con el marketing y enfóquense en los beneficios que ofrece su producto.

Como ocurre al crear ofertas convincentes, la clave para un excelente marketing es enfocarse en ofrecer valor a las personas.

Cuando elaboren sus mensajes, no presten demasiada atención a las características del tamaño, la potencia o la velocidad de su producto, etc., sino en los principales beneficios

para el cliente, es decir, cómo puede ayudarlos.

Estos beneficios básicos, a menudo, se relacionan con las emociones que evocan en los clientes y no con los productos ni servicios físicos que ofrecen. Consideren el ejemplo de V6 Ranch en California, cuyos propietarios afirman: “No vendemos paseos a caballo, ofrecemos libertad”. De igual manera, un retiro de yoga puede ofrecer más que clases de yoga, también puede servir como alivio del estrés y tranquilidad.

Una vez que determinan cuáles son los beneficios principales que ofrecen, ¿cómo pueden promocionarlo, teniendo en cuenta el presupuesto de su microempresa?

Necesitan dinamismo. El dinamismo implica crear marketing creativo, como conectarse con periodistas, colaborar con otras empresas y escribir publicaciones como invitados en blogs, en lugar de pagar por publicidad. Por lo general, este dinamismo da mejores resultados que el marketing tradicional y con un menor costo; por ende, es fundamental para las microempresas.

Otra herramienta de marketing creativa y eficaz es la oferta estratégica. Piensen en lo siguiente: si obsequian su producto a clientes u otras partes interesadas, o los ayudan de otra manera, ¿qué harán ellos? Lo más probable es que, como agradecimiento, recomienden su producto.

Pensemos en el caso de John Morefield, un arquitecto desempleado que empezó un negocio de “asesoramiento de arquitectura por cinco centavos” en un mercado de productores de Seattle. Ofreció asesoramiento profesional de arquitectura por solo cinco centavos, pero muchos clientes estaban tan satisfechos con su trabajo que le encargaron más trabajo y pagaron el precio completo. Incluso CNN y otros noticieros hablaron de esta historia, con lo que logró que su negocio sea furor y atrajo a más clientes.

Sean creativos con el marketing y enfóquense en los beneficios que ofrece su producto.

Los lanzamientos exitosos dependen de una preparación minuciosa y de un sentido de urgencia.

La peor pesadilla de todos los emprendedores es pasar meses trabajando en un producto para no vender ninguno posteriormente.

Para evitar esto, es fundamental panificar y preparar el lanzamiento de forma minuciosa. Como ocurre con el estreno de una película de Hollywood, el lanzamiento exitoso de un producto se promociona con anticipación para que las personas ansíen su llegada durante meses.

Antes de comenzar con la campaña de lanzamiento, deberían ser dinámicos y autopromocionarse como locos para establecer un público de clientes y clientes potenciales.

Capten su atención con tiempo antes del lanzamiento, generen expectativa hablando de forma proactiva sobre el proyecto en el que están trabajando, por qué les aportará valor y cómo será el lanzamiento.

Recuérdenles los detalles para mantener la expectativa. Por último, cuando llegue el gran día, faciliten la compra, porque, con suerte, los clientes ya habrán tomado la decisión de comprar.

Para los emprendedores, este es un momento sumamente emocionante y la sensación de alivio cuando se realiza la primera compra es increíble.

Planifiquen el lanzamiento para que los clientes tengan un tiempo limitado para obtener el producto a un precio particularmente bajo y recuérdenles este beneficio a medida que se acerque la fecha límite. Ese impulso adicional, a menudo, transforma la duda en acción. Cuando la oportunidad haya finalizado, dejen de vender el producto a ese precio.

Cuando el autor lanzó su curso de negocios en línea, Empire Building Kit, iba a bordo de un tren de Amtrak llamado Empire Builder, que viajaba de Chicago a Portland. La fecha límite para que los clientes aprovecharan la oferta de lanzamiento era cuando el tren llegara a Portland después de 24 horas de viaje. La historia del

lanzamiento durante el recorrido del tren fue muy persuasivo y tuvo un gran éxito entre los clientes, ya que generó más de $100 000 en 24 horas.

Los lanzamientos exitosos dependen de una preparación minuciosa y de un sentido de urgencia.

 

Las empresas necesitan generar dinero, así que manténganse enfocados en los costos y las ganancias.

Más allá de su pasión por la empresa o de cuánto valor esta tenga para ofrecer, necesita generar dinero. De lo contrario, es solo un pasatiempo.

Esto significa que ustedes necesitan considerar aspectos como los fondos, los costos y, por supuesto, los ingresos.

El primer aspecto es el más simple de abordar: ya no es necesario endeudarse para empezar una empresa. En muchos casos, solo tienen que invertir en una computadora portátil y un sitio web, y algunos pueden arreglárselas con menos de $100. Veamos el ejemplo de Chelly Vitry, quien comenzó una empresa de guías turísticos gastronómicos en Denver con solo $28 de costos iniciales y terminó ganando $60 000 por año.

Si necesitan fondos, pero tienen problemas para obtenerlos en el banco, siempre pueden considerar métodos menos convencionales, como la financiación colectiva. Shannon Okey recaudó $10 000 en Kickstarter para su empresa de publicación de artesanías cuando el banco rechazó su solicitud de préstamo.

El segundo aspecto financiero, los costos, requiere de mucha atención. Es posible que no tengan una gran reserva de efectivo para subsistir durante los meses de bajos ingresos, por lo que es esencial mantener los costos bajos. Solo inviertan en lo que impacte directamente en las ventas. Un sitio web presuntuoso, por ejemplo, puede ser genial, pero, a menos que sepan con certeza que generará nuevas ventas, no lo necesitan.

Por último, para aumentar los ingresos, sean proactivos en el desarrollo del negocio, no se limiten a combatir los incendios a medida que ocurren. Dediquen el tiempo necesario para desarrollar su empresa y oferta. ¿En qué productos nuevos están trabajando? ¿Cómo se puede vender más? ¿Hay algún problema de larga data que deba solucionarse? Asegúrense de seguir de forma activa una o dos métricas clave, como las ventas por día o los precios promedio de los pedidos, para mantenerse enfocados en el elemento vital de su empresa.

Las empresas necesitan generar dinero, así que manténganse enfocados en los costos y las ganancias.

 

Reciban pagos más de una vez, fijen un precio ambicioso para su producto y realicen pequeños ajustes para tener un gran impacto en las ganancias.

¿Cómo pueden hacer que su empresa sea lo más rentable posible?

Un principio clave es recibir pagos más de una vez, como con un servicio de suscripción. Piensen en lo siguiente: con solo 400 suscriptores y una suscripción de $20 por mes, generarán cerca de $100 000 cada año. Las empresas con nombres extraños, como Cupcake of the Month Club, existen porque este modelo es muy rentable.

Un segundo factor clave es el precio. Asegúrense de que los precios se basen en los beneficios que brindan, no en el costo de producir un servicio. Gary Leff, asesor de viajes, reserva viajes para sus clientes utilizando sus millas de bonificación y cobra una tarifa fija de $350 por reserva, ya sea que le tome cinco minutos o cinco horas. Esto se debe a que el beneficio para el cliente es el mismo.

De igual manera, no duden en aumentar los precios periódicamente. Muy a menudo, los clientes reaccionan de manera mucho más positiva de lo que esperan y suelen decir: “Ya era hora. ¡Vales mucho más de lo que cobras!”.

Además, para maximizar aún más las ganancias, ofrezcan a los clientes un rango limitado de precios en lugar de uno solo. No es buena idea confundir a las personas con demasiadas opciones, pero algunas personas siempre quieren “la edición premium” de todo, entonces, ¿por qué no ofrecerles una versión mejorada de su producto básico con un precio más alto?

Una vez que su empresa esté en funcionamiento, deben continuar adaptándola o “modificándola” para obtener una rentabilidad óptima. Las principales áreas en las que deben enfocarse son las siguientes: el tráfico a su sitio web, la conversión de visitantes a clientes y el precio de una venta promedio. Cada una de estas métricas tiene un gran impacto en sus resultados; por lo tanto, deben seguir experimentando con pequeños ajustes (por ejemplo, en el texto del sitio web) para determinar qué genera más ganancias.

Reciban pagos más de una vez, fijen un precio ambicioso para su producto y realicen pequeños ajustes para tener un gran impacto en las ganancias.


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro La startup de $100 de Chris Guillebeau, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print