close Facebook Twitter Instagram LinkedIn
11 mins

La rutina de mi mañana de Benjamin Spall y Michael Xander

Cómo las personas exitosas comienzan todos los días inspiradas
by The Blinkist Team | Jun 14 2023

En este resumen del popular libro La rutina de mi mañana de Benjamin Spall y Michael Xander te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

Basado en las entrevistas de los autores con 64 de las personas más exitosas de la actualidad, La rutina de mi mañana (2018) es una guía práctica para los potenciales madrugadores. Es fácil vivir con miedo al reloj despertador y adorar a la función “Sueño” del teléfono, pero no tiene por qué ser así. Las mañanas no tienen que ser para nada traumáticas. Y encontrar la rutina adecuada para las primeras horas cambiará todo el día para mejor.
 

¿A quién está dirigido?

Personas que casi no duermen.

Emprendedores ambiciosos que buscan aumentar su productividad.

Padres que luchan por adaptarse a una nueva rutina matutina.
 

Acerca del autor

Benjamin Spall es un escritor estadounidense que ha colaborado con varias publicaciones, incluido el Huffington Post.

Michael Xander se ha formado como ingeniero y diseñador de productos, y actualmente trabaja y vive en Berlín, Alemania. Juntos son las mentes brillantes detrás de My Morning Routine, una revista independiente en línea que presenta rutinas matutinas inspiradoras de todo el mundo.
 

¿Qué beneficio ofrece? Logren vencer la somnolencia con la ayuda de los emprendedores más exitosos de la actualidad.

“Toda la vida es un experimento”, escribió una vez el gran ensayista estadounidense Ralph Waldo Emerson. “Cuantos más experimentos hagas, mejor”.

El libro La rutina de mi mañana, de Benjamin Spall y Michael Xander, es un compendio fascinante de los experimentos sobre el buen vivir realizados por 64 de los innovadores, empresarios, escritores y artistas más exitosos de la actualidad.

¿Qué tienen en común todos estos emprendedores? Todos desarrollaron un régimen matutino que los ayuda a empezar el día de la mejor manera posible.

Pero estos blinks no fijan reglas inflexibles para que las apliquen dogmáticamente a su vida. Más bien, ofrecen ideas brillantes y únicas diseñadas para motivarlos a realizar sus propios experimentos y crear una rutina matutina que se adapte a sus necesidades.

Así que sumérjanse y descubran qué tipo de mañana es más probable que aumente su productividad y felicidad. Desde artistas que se levantan al amanecer para registrar sus sueños y directores ejecutivos que prefieren media hora de meditación, hasta atletas olímpicos que no pueden prescindir de su entrenamiento temprano en la mañana, ¡hay muchos ejemplos para disparar la imaginación!

En estos blinks, descubrirán lo siguiente:

Por qué una buena noche de sueño los prepara para el éxito.

Cómo crear una rutina matutina en torno a sus hijos.

Por qué hacer ejercicio es tan bueno para la salud mental como para el cuerpo.
 

Nada te hará salir de la cama como una tarea importante o algo que nos encanta hacer.

Conocen la situación. La alarma empieza a sonar y ustedes, soñolientos, buscan en la oscuridad para apagarla. Todo lo que quieren es dormir un poco más. Pero las mañanas no tienen que ser ese momento insoportable del día en que se levantan de la cama a regañadientes.

Una forma de comenzar el día con energía y una sonrisa es teniendo una tarea importante por delante.

Tomemos como ejemplo al presidente del MIT, Leo Rafael Reif. Pone la alarma a las 6:00 a. m., pero por lo general se levanta entre 30 o incluso 60 minutos antes de que suene. ¿Por qué se priva de ese sueño extra? Quiere asegurarse de revisar su bandeja de entrada antes de que comience el día.

Esto se debe a que el MIT es una institución verdaderamente global. Como Reif es su presidente, necesita mantenerse al tanto de las novedades y estar informado de los últimos avances. Si no se levanta al alba, le preocupa perderse algo importante.

Pero no es necesario ser jefes de una gran organización para tener una buena razón para levantarse de la cama cada mañana. Saber que nos espera algo realmente importante es un buen estímulo cuando el gallo empieza a cantar.

Observemos una página cualquiera del libro de la autora Caroline Paul. Ella también es madrugadora. Al igual que Reif, por lo general, se levanta a las 6:00 a. m. ¿Qué la hace levantarse de la cama? La oportunidad de pasar un par de horas leyendo en paz antes de que el resto del mundo se despierte.

La lectura no es solo algo con lo que se gana la vida, también es algo que ella ama hacer. Las mañanas son un oasis de calma en su vida agitada y, a menudo, la única oportunidad que tiene de sumergirse en un buen libro.

El fotógrafo callejero de Nueva York Andre Wagner también usa las mañanas para disfrutar su pasión. Por lo general, sale de su casa a más tardar entre las 7:00 y las 7:30 a. m., ya que es un buen momento para caminar por la ciudad y capturar la luz de la mañana con su cámara.

Pero también hay un truco simple que los ayudará a comenzar bien el día: no usen el botón para posponer la alarma.

De las entrevistas realizadas por los autores a los madrugadores exitosos surgió que, si bien el 71 % usaba una alarma, solo el 34 % hacía uso de la función para posponerla.

Hay una buena razón para eso. Tal vez parezca que lo que su cuerpo necesita es dormir unos minutos más, pero al final se sentirán más cansados que si se hubieran levantado cuando sonó la alarma por primera vez. Piénsenlo de esta manera… Dormitar es como acelerar el motor de un automóvil sin ponerlo en marcha. Ambas actividades generan una pérdida de combustible.

El consejo más importante, sin embargo, es seguir sus propios instintos. Experimenten y vean qué funciona para ustedes. Algo que se ajusta a la perfección para otras personas podría no funcionar para ustedes. Si se dan cuenta de que no es así, no tengan miedo de abandonar esa opción y probar otra.
 

Parte de su mejor trabajo lo harán por la mañana, así que deben darse tiempo para ocuparse de eso antes de abordar otras tareas.

Ya sea un gran proyecto laboral o algo más personal, probablemente tengan una larga lista de cosas por hacer para las que nunca tienen tiempo. Simplemente parece que el día no tiene suficientes horas, ¿no es cierto?

Si las tiene. Solo tienen que aprovechar la mañana. A menudo, este es el momento en el que terminarán haciendo el trabajo más importante.

Tomemos el ejemplo de Sheena Brady. Se levanta temprano para tener tiempo para su propia empresa, Tease Tea, a la que le dedica las horas de la mañana, entre las 7:00 y las 11:00, antes de pasar el resto de la jornada laboral en Shopify.

Para el autor y orador público Todd Henry, las mañanas son muy gratificantes. Después de que dejó de intentar meter todo en las primeras horas del día, se creó el tiempo y el espacio para ocuparse del trabajo más importante para él: estudiar y escribir. Las mañanas, según afirma, están ahí precisamente para eso.

Comenzar bien el día es clave si, en verdad, quieren conseguir algo importante. Una forma de hacerlo es evitar comenzar el día revisando sus correos electrónicos.

El escritor Ryan Holiday se propone cada día realizar al menos otra tarea antes de abrir su bandeja de entrada. En su caso, se trata de escribir, pero también pueden intentar algo como ducharse, por ejemplo, o salir a correr.

Shane Parrish, el fundador del blog Farnam Street, también sigue esta pauta. Dejó de revisar los correos electrónicos por la mañana cuando se dio cuenta de cómo otras personas determinaban el curso de su día.

Es un truco ingenioso. Después de todo, responder los correos electrónicos es una tarea reactiva, mientras que sus actividades matutinas deben ser proactivas. Es el momento para ocuparse de sus propias necesidades y programar su día.

Una excelente forma de establecer su propia agenda para cada día es escribir una lista de tareas pendientes.

Tomemos como ejemplo a Geoff Colvin, editor sénior de la revista Fortune. Todas las mañanas, se sienta y escribe una lista de lo que quiere lograr ese día. Una vez que tiene su itinerario en papel, comienza a trabajar en las tareas anotadas, comenzando con la más importante.

Pero también es una buena idea tomar todos estos consejos con precaución. El escritor Chris Guillebeau, por ejemplo, siente que empezar el día leyendo sus correos electrónicos es un hábito que le sienta perfectamente.

Lo que nos lleva a nuestro próximo blink: rutinas de ejercicios.
 

El ejercicio durante la mañana temprano puede prepararlos para un día saludable, feliz y productivo.

Para decirlo claramente: el ejercicio es bueno para todos. Eso es algo que los entrevistados de este libro también notaron y actuaron en consecuencia. El 79 % de ellos hace ejercicio todos los días.

El ejercicio no se trata solo de tonificar los abdominales o ponerse en forma; de hecho, es tan bueno para la mente como para el cuerpo.

Tomemos como ejemplo a Caroline Burckle, nadadora olímpica estadounidense que ha obtenido medallas de bronce en su disciplina. Se levanta todos los días a las 5:30 y va al gimnasio a primera hora. Eso es parte integral de la vida de un atleta, pero hay más aún. Poner su cuerpo en movimiento, según dice, es su manera de meditar.

Sherry Lansing, expresidenta de Twentieth Century Fox Film Corporation, admite que muy rara vez se salta su rutina de ejercicios. A veces, es inevitable. Pero hay una buena razón para hacer el esfuerzo de cumplir con su rutina de ejercicios. Como dice Lansing, cuando hace del ejercicio la parte más importante de su rutina matutina, se siente en la cima del mundo por el resto del día.

No obstante, no deben fatigarse demasiado. Realizar ejercicios diferentes cada día puede prevenir lesiones y mantenerlos interesados y concentrados.

Observemos la rutina de Lansing. Los lunes y miércoles practica pilates. Los martes y jueves se dedica a correr en una caminadora durante una hora y media, y luego hace levantamiento de pesas.

El plan del general retirado del ejército estadounidense Stanley McChrystal es similar. Un hombre que claramente cree en el dicho: “Al que madruga Dios lo ayuda”. Se levanta a las 4:00 a. m. para su sesión diaria de entrenamiento de una hora y media. La combinación es una parte clave de su enfoque. Por eso alterna entre correr y levantamiento de pesas. Se dio cuenta de los beneficios de esta rutina después de abandonar su viejo hábito de correr la misma distancia todas las mañanas.

Dar el primer paso puede parecer intimidante. Es fácil fijar objetivos demasiado ambiciosos y terminar sintiéndose culpable por no haberlos alcanzado. Pero recuerden que pueden comenzar con algo menor y, con el paso del tiempo, aumentar gradualmente el nivel de exigencia de su rutina de ejercicios.

Una buena forma de ponerse en marcha es incluir el ejercicio físico en la rutina que ya tienen armada. Podrían hacer una serie de saltos de tijera mientras esperan que se haga el café, por ejemplo.

Julie Zhuo, vicepresidenta de Diseño de Productos de Facebook, sigue una rutina de ejercicios simple pero eficaz cada mañana. En lugar de ir al gimnasio al otro lado de la ciudad, su objetivo es dedicar entre 10 y 15 minutos a ejercitarse con sus aparatos de entrenamiento todos los días. Como no es muchísimo tiempo, la inversión sigue siendo baja. Eso significa que hacer ejercicio se vuelve tan natural como cepillarse los dientes por la mañana.

La planificación de su régimen de ejercicio físico es otra forma de prepararse para el éxito.

Tomemos como ejemplo a Kevin Cleary, el director ejecutivo de Clif Bar & Company. Se sienta todos los domingos para planificar su rutina de ejercicios, así como sus compromisos laborales y familiares. Se resiste a la tentación de armar programas de ejercicio demasiado estructurados y se siente libre para adoptar un enfoque más pragmático. Y eso significa que es menos probable que cancele o posponga una sesión.
 

La meditación matutina enfoca la mente durante el resto del día, si lo hacen con regularidad.

Tal vez crean que la meditación es una moda pasajera, especialmente si nunca la han practicado. Pero debe haber una razón por la cual más de la mitad de los entrevistados medita habitualmente, ¿no es cierto?

Muchos optan por la meditación porque es una excelente manera de comenzar el día.

Veamos el ejemplo de Michael Acton Smith, el director ejecutivo de la aplicación de meditación Calm. Dirige una sesión de meditación grupal en la sede de la empresa todas las mañanas. Tal como él mismo admite, esta costumbre suena terriblemente “californiana”, pero, en realidad, es una excelente manera de comenzar la jornada laboral.

Aiste Gazdar, fundadora de Wild Food Cafe, con sede en Londres, está de acuerdo con esta idea. Las sesiones de meditación matutinas son la parte más importante de su día. Son momentos de calma en los que puede afrontar sus preocupaciones sobre lo que le espera. Una vez que se ha ocupado de eso, el resto del día simplemente fluye.

De hecho, algunas personas sienten que les hace tan bien la meditación diaria que no se pierden ni una sola sesión.

El presidente de Pixar y Walt Disney Animation Studios, Ed Catmull, medita entre 30 y 60 minutos todos los días y no ha pasado un solo día sin hacerlo durante años. Dice que bajar el ritmo y enfocar su mente lo preparan para responder con calma a los eventos inesperados.

Para la novelista y profesora Ruth Ozeki, la meditación también es muy importante. Aunque sus rutinas cambian durante el año según lo que esté haciendo en un momento dado, siempre encuentra tiempo para meditar. No nos sorprende, ya que es sacerdotisa budista zen.

Así que, ya sea que tenga un día agitado de dictado de clases o una jornada de escritura más relajada, medita antes de hacer cualquier otra cosa; bueno, casi. Siempre tiene tiempo para disfrutar de una buena taza de café en la cama.

Si eso les suena bien, es posible que se pregunten por dónde empezar. La meditación se trata de ser conscientes del entorno y estar presentes en el momento, por lo que una buena forma de empezar a probar esta práctica es enfocando la mente en esas tareas simples y cotidianas, como prepararse un café o té por la mañana. Sea lo que sea que estén haciendo, una vez que estén completamente concentrados en la tarea que tienen entre manos, ya estarán meditando.


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro La rutina de mi mañana de Benjamin Spall y Michael Xander, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print