close Facebook Twitter Instagram LinkedIn
15 mins

El mito del equilibrio entre el trabajo y la vida privada de David J. McNeff, resumen del libro

Repensar su equilibrio óptimo para el éxito
by The Blinkist Team | Jun 27 2023

En este resumen del popular libro El mito del equilibrio entre el trabajo y la vida privada de David J. McNeff te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

El mito del equilibrio entre el trabajo y la vida privada (2021) es una guía para manejar el estrés y crear armonía en las áreas clave de su vida usando el método de las siete rebanadas. En lugar de dividir las horas activas entre el trabajo y la vida privada, el método de las siete rebanadas reorganiza la vida en siete áreas clave y muestra cómo dedicar tiempo a cada una de estas a diario puede ayudarnos a superar la presión y encontrar la paz.

 

¿A quién está dirigido?

  • A profesionales que buscan formas de manejar el estrés.
  • A las madres y los padres que hacen malabares entre la vida familiar y laboral.
  • A quienes anhelan tener más armonía en sus vidas.

 

Acerca del autor

David J. McNeff es asesor ejecutivo de empresas de todo el mundo y director ejecutivo de Peak Consulting Group. Sus libros previos incluyen Lessons from the Abyss.

 

¿Qué beneficio ofrece? Superar el estrés diario creando armonía en su vida.

¿Pasan la mayor parte del día trabajando bajo presión? ¿Luego se van a su casa y terminan hablándoles mal a sus seres queridos y se arrepienten posteriormente? Por desgracia, el estrés constante es un factor demasiado común entre los profesionales jóvenes y las consecuencias pueden ser extremas. Para combatir esto, probablemente han escuchado acerca de la importancia de mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Si bien este concepto ha sido popularizado por los departamentos de RR. HH. y los medios de comunicación, en estos blinks, verán que luchar para alcanzar un equilibrio no es algo realista. De hecho, su vida es mucho más rica que solo el trabajo y la vida privada. En estos blinks, aprenderán a identificar las otras cinco “rebanadas de la vida” y a integrarlas para manejar la presión diaria.

En estos blinks, aprenderán lo siguiente:

  • Por qué aspirar a encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida privada no tiene sentido.
  • Cómo pueden estar activos 18 horas por día y aun así llevar una vida armoniosa.
  • Cómo dedicar tiempo a nuevas actividades cuando tienen una agenda apretada.

 

El objetivo no es encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, sino la armonía entre todas las áreas de su vida.

Imaginen que acaban de llegar a su casa tras un día terrible en el trabajo, en el que su jefe ha anunciado despidos inminentes. Mientras están entrando, se topan con su hija adolescente, con quien han tenido una relación tirante últimamente, y de repente se enredan en la discusión habitual con ella. Cuando la tormenta pasa, se sientan a revisar la correspondencia y encuentran una carta del Servicio de Recaudación de Impuestos en la que se les informa que les realizarán una auditoría. Creen que explotarán.

Probablemente hayan experimentado una sensación de agobio al menos una vez en la vida. Si bien es normal tener un día o una semana estresantes ocasionalmente, demasiados profesionales exitosos terminan en un círculo de presiones diarias, aplastados por la sensación desesperada de no tener salida.

El mensaje clave aquí es: El objetivo no es encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, sino la armonía entre todas las áreas de su vida.

Por lo general, se culpa al lugar de trabajo por la falta de armonía en los estilos de vida modernos. Esto no es sorprendente si tenemos en cuenta que el 76 % de los empleados en los Estados Unidos afirman que se sienten agotados en el trabajo. Como la mayoría de los profesionales trabajan para satisfacer sus propias necesidades y las de sus familias, uno de cada cuatro estadounidenses afirma que se siente muy estresado porque tiene que hacer malabares con pesadas cargas laborales y responsabilidades familiares, y porque tiene que esforzarse para hacer tiempo para intereses externos.

Como resultado, el concepto de equilibrio entre el trabajo y la vida privada se ha convertido en el ideal para evitar el agotamiento. Sin embargo, según el autor David J. McNeff, buscar el equilibrio, en realidad, no tiene sentido. Si bien las probabilidades de estresarse son indudablemente altas si están activos 18 horas por días, dejar que el estrés domine sus vidas no es culpa del trabajo en sí.

En cambio, la sensación de que el estrés se acumule hasta alcanzar un punto de crisis es el resultado de pasar todo el tiempo de actividad solo en dos áreas (las “rebanadas” de la familia y el trabajo de la vida), mientras descuidan las otras cinco: personal, física, intelectual, emocional y espiritual. El autor las llamas las “siete rebanadas” que, en conjunto, conforman la vida.

En lugar de intentar alcanzar el equilibrio sin éxito, pensar en las siete rebanadas significa esforzarse por lograr la armonía en las diversas áreas que conforman la vida. Analicemos cómo usar el método de las siete rebanadas para evitar la acumulación de estrés. Comenzaremos por identificar las áreas en su propia vida que requieren atención positiva.

 

El método de las siete rebanadas desglosa todas las áreas de la vida que requieren atención diaria.

“¿Cómo estás?” es una de las preguntas más comunes que nos hacemos entre nosotros todos los días. Si les está resultando difícil manejar el estrés, en el mejor de los casos, podrían responder “Estoy bien” o, en el peor de los casos, podrían lanzarse al reproche frenético sobre todas las responsabilidades que tienen por delante.

En contraste, el autor, asesor ejecutivo, ha notado que los clientes que pueden manejar el estrés bien responden algo como “Las cosas están agitadas ahora, pero a largo plazo habrá valido la pena”. Sin importar lo que están atravesando, sus respuestas demuestran confianza en su habilidad de afrontar presiones actuales, mientras miran hacia el futuro con esperanza.

Si bien es difícil estar completamente satisfechos con cada área de la vida en todo momento, pueden adoptar una perspectiva similarmente práctica conectándose con las siete rebanadas de la vida todos los días. Analicemos cuáles son.

Este es el mensaje clave: El método de las siete rebanadas desglosa todas las áreas de la vida que requieren atención diaria.

El método de las siete rebanadas sugiere que, cada día, dediquen atención consciente a las siete áreas de la vida. La mayoría de las personas enfocan todas sus horas activas en sus principales prioridades. Como hemos visto, estas suelen ser la rebanada profesional, la cual implica ganarse la vida, y la rebanada familiar, que podría ser el papel de hijos, padres, madres, compañeros o cualquier combinación de estos roles. Pero, para alcanzar la armonía en la vida, es esencial prestar atención a las otras cinco rebanadas.

Por un lado, la rebanada personal implica sus pasatiempos e intereses personales que son exclusivos de ustedes, así como el tiempo que pasan en soledad. Por otro lado, la rebanada física se refiere al tiempo que pasan cuidando el cuerpo, ya sea mediante la actividad física o la alimentación. La rebanada intelectual representa la manera en que se manifiesta su curiosidad, por ejemplo, cuando leen por placer, mientras que la rebanada emocional de la vida implica lo que piensan y sienten hacia ustedes mismos y sus circunstancias. Finalmente, la rebanada espiritual indica de qué se alimentan sus valores, su fe y sus creencias.

En definitiva, al comprometerse a vivir cada rebanada, desarrollarán una conexión más profunda con ustedes mismos y con quienes los rodean. Ahora que conocen las siete rebanadas, analicemos cómo usar el método de las siete rebanadas para reducir el estrés integrándolas en la armonía.

 

Evalúen las siete áreas de su vida para determinar a dónde necesitan dirigir la atención.

El primer paso en el método de las siete rebanadas es realizar un inventario de cada área de su vida. Por supuesto, si ya sienten que el trabajo y la familia les consumen demasiado tiempo, puede resultar abrumador dar un paso atrás y ver que están descuidando los valores que defienden. Pero la ventaja del método de las siete rebanadas radica precisamente en identificar las rebanadas inactivas de las que deben ocuparse.

El mensaje clave es este: Evalúen las siete áreas de su vida para determinar a dónde necesitan dirigir la atención.

Abran una hoja de cálculo y, en la prima columna, etiqueten cada fila con una rebanada: familiar, profesional, física, personal, intelectual, emocional y espiritual. Si tienen un pensamiento más visual, pueden dibujar un gráfico de torta, en lugar de completar las etiquetas.

Luego, pregúntense qué porcentaje del tiempo de cada semana dedican a cada rebanada de su vida.

Al evaluar la rebanada física, calculen qué porcentaje de tiempo dedican a cuidar de su cuerpo. Al determinar un porcentaje, también consideren si hacen ejercicio físico de manera habitual o solo cuando es conveniente. Del mismo modo, al reflexionar sobre la rebanada emocional, consideren con qué frecuencia piensan en sus sentimientos en una semana. ¿Tienen control sobre estos o es al revés?

Al analizar las rebanas personales e intelectuales, piensen en cuánto tiempo dedican a sus pasatiempos por placer y a aprender por curiosidad. Finalmente, la rebanada espiritual implica el tiempo que dedican a practicar su fe, si es que practican una religión formal, o a relacionarse con su mundo interior y a sus valores, ya sea leyendo, rezando o meditando.

Luego de tomarse el tiempo para considerar cada una de las rebanadas, determinen el porcentaje del tiempo que dedican a cada una y anótenlo. Para obtener un panorama realista, asegúrense de que el porcentaje general sume 100 y no más. Recuerden que el objetivo es obtener una imagen precisa de cómo está su vida en este momento; por eso, sean honestos y no se juzguen.

Comprender por qué algunas rebanadas dominan su vida y otras no es lo que puede brindar el estímulo necesario para cambiar. De hecho, la mayoría de los clientes de asesoría del autor descubrieron que no se relacionaban con al menos el 30 % de su vida total. Para muchos, este ejercicio es el punto central en el que se vuelve evidente la necesidad de un ajuste drástico.

 

Piensen en los pasos más pequeños que pueden dar para dedicar tiempo a cada rebanada de la vida cada día.

La mayoría de las personas no descuidan las áreas de sus vidas de forma voluntaria o incluso consciente. Es posible que hayan perdido su vida social porque están ocupados con las obligaciones laborales y familiares. O quizás dejaron de asistir a un club de lectura durante un período agitado y nunca retomaron.

Al enfrentarse con actividades que solían disfrutar, tal vez piensen: “Por desgracia, ya no tengo tiempo para esto”. Esta respuesta arrogante es normal cuando ya se sienten abrumados. Es por esto que la clave es comenzar por algo que sea lo más pequeño posible.

El mensaje clave aquí es: Piensen en los pasos más pequeños que pueden dar para dedicar tiempo a cada rebanada de la vida cada día.

Hasta el momento, han cuantificado cuánto tiempo dedican a cada rebanada en la vida. El siguiente paso es establecer la acción más pequeña que podrían realizar para conectarse con las rebanadas inactivas de su vida. Tal vez tengan tres hijos pequeños y creen que perderán el control porque se está volviendo insoportable manejar la vida de todos. En esa situación, el simple hecho de encontrar cinco o diez minutos para meditar puede darles esperanza.

Una de las clientas del autor, Rosa, anhelaba conectarse con su rebanada espiritual, pero se sentía impotente porque le faltaba tiempo. Su solución fue programar algunos minutos para leer literatura de índole espiritual todos los miércoles durante el café de la mañana. Después del primer mes, Rosa contó que esos 20 minutos por semana estaban teniendo un impacto psicológico positivo en ella. Una vez que comenzó a experimentar los beneficios de ese tiempo, decidió aumentar la frecuencia semanal.

Es posible que su calendario sea una herramienta útil para este fin. Otra de las clientas del autor trabajaba desde su casa con su marido y notó que estaban tan exhaustos a causa de las reuniones por videoconferencia que no podían comunicarse entre ellos al final de cada día. Entonces, decidieron fijar una cita diaria de una hora en sus calendarios a partir de las 5:30 p. m. para salir a caminar juntos por el vecindario. De esta manera, se ocuparon de la rebanada personal, física y familiar todo al mismo tiempo, mientras que su relación y actitud hacia las presiones del trabajo desde el hogar mejoraron.

 

Piensen en su estilo de motivación personal al determinar su plan de acción.

Uno de los clientes del autor, un hombre de negocios llamado Dan, descubrió que dedicaba 0 % de su vida a la rebanada emocional. Sabía que no podía continuar así, dado que estaba teniendo problemas en todas sus relaciones interpersonales, incluido el trabajo, donde sus colegas se quejaban de que, a veces, era emocionalmente insensible o se mostraba desconectado.

El autor recomendó un curso intensivo sobre inteligencia emocional y Dan estuvo de acuerdo en que este enfoque didáctico reflejaba su método de aprendizaje preferido. Durante su capacitación en inteligencia emocional, Dan y el autor trazaron un perfil de las personas que formaban parte de la vida de Dan, para que pudiera comenzar a “leerlas” mejor. Esta experiencia de aprender más acerca de lo que las personas pensaban y sentían hizo que la rebanada emocional de Dan comenzara a despertarse.

Si bien este enfoque funcionó para Dan, no funcionaría también para una persona con una forma de pensar más conceptual. Entonces, al planear cómo abordarán todas las rebanadas de su vida, asegúrense de establecer qué les emociona.

Este es el mensaje clave: Piensen en su estilo de motivación personal al determinar su plan de acción.

Ahora es el momento de planificar los pasos que darán para integrar las diferentes rebanadas de su vida. Pero primero, es útil identificar su estilo de motivación. ¿Son personas más orientadas a grupos o tienen espíritu emprendedor? ¿Suelen empezar algo con determinación y pierden interés rápidamente? Mientras más personalizado sea su plan de motivación, más probabilidades tendrán de apegarse a este.

Otro de los clientes del autor, Jack, era un hombre curioso, famoso por responder a nuevas ideas de manera positiva en el trabajo. Entonces, no fue una sorpresa cuando Jack decidió adoptar un enfoque diferente del de la mayoría de los clientes. En lugar de armar una estrategia para cada una de sus rebanadas inactivas, decidió enfocarse en una (la rebanada emocional) porque consideró que esta contribuiría a todas las demás. Durante el año siguiente, visitar un psicoterapeuta todas las semanas sería la actividad fundamental a partir de la cual trabajaría las otras rebanadas.

Jack adoptó este enfoque porque, conociéndose, supo que sin este eventualmente volvería a antiguos comportamientos e ignoraría otras rebanadas de su vida. Al igual que Jack, ustedes saben qué funciona para su situación. Aunque no hay un enfoque único para todos con respecto al método de las siete rebanadas, resulta útil utilizarlo como base, independientemente de su objetivo.

 

No se trata de la cantidad de tiempo que dedican a cada área de la vida a diario, sino de la calidad del tiempo.

Imagínense una orquesta sinfónica que se está preparando para tocar. Los músicos están esperando para que el director golpee ligeramente el atril. Levantan sus instrumentos. En respuesta a las señales del director, la orquesta comienza a tocar como una unidad. A medida que sus integrantes tocan, el director comunica cuándo toman el mando los violines, cuándo deben hacer una pausa las trompetas, etc., todo mientras marca el tiempo.

De la misma manera, ustedes son los directores de su propia orquesta y tienen siete instrumentos para dirigir. Para mantener la profundidad y textura de la música, necesitan que todos los instrumentos estén presentes y toquen bien, pero, en última instancia, depende de ustedes lograr su propio sentido de armonía.

El mensaje clave es este: No se trata de la cantidad de tiempo que dedican a cada área de la vida a diario, sino de la calidad del tiempo.

Sin importar cuán ocupados estén, vivir en armonía les permite manejar el estrés y encarar cada día con una actitud más positiva. Significa que no perderán la calma en una congestión de tráfico inesperada y que las soluciones a los grandes problemas aparecerán con más rapidez.

Por encima de todo, el método de las siete rebanadas les ayuda a prestar atención a los eventos del día para garantizar que no queden completamente enredados en los altibajos emocionales de su vida diaria. Como han visto, esto se reduce a tres fases: evaluación, reflexión y acción.

En la práctica, esto no tiene que ser tan estructurado, pero es importante seguir un proceso disciplinado y realizar estos ejercicios en forma regular. Si adoptan el método por dos semanas y luego lo abandonan durante un mes, probablemente no llegarán lejos. Pero si dicen, “Me comprometeré con esto todos los sábados de 6:00 a 6.30 p. m.”, pueden asumir el compromiso y trabajar para alcanzarlo.

Recuerden que no importa cuánto tiempo dediquen a cada rebanada, sino la calidad de ese tiempo y la firmeza de su compromiso. Muchas personas que adoptan el método de las siete rebanadas por largo tiempo afirman que “la vida se asemeja más a un viaje”, mientras que antes era más como una tarea. Al fin y al cabo, dedicar tiempo a las siete rebanadas simplemente no les hará sentirse mejor. Cuando comiencen a sentirse a gusto, también lo harán quienes les rodean.

 

Resumen final

El mensaje clave de estos blinks:

En lugar de aspirar al objetivo imposible de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, el método de las siete rebanadas demuestra cómo pueden alcanzar la armonía en la vida prestando atención a cada una de sus siete áreas, o rebanadas, clave cada día. Una vez que comprendan cómo está dividida su vida en el contexto de las rebanadas (familiar, profesional, personal, física, intelectual, emocional y espiritual), pueden comenzar a reintegrar cada área de su vida que dejaron de lado. Sin importar cuán ocupados o estresados estén, el método de las siete rebanadas puede ayudar a generar armonía en ustedes y en las personas que los rodean.

Consejos prácticos:

Determinen qué los distrae.

Si quieren determinar si una actividad contribuye a la armonía en su vida o simplemente es una distracción, consúltenlo con ustedes mismos. Luego de mirar en exceso sus programas de televisión favoritos durante varias horas, pregúntense si se sienten renovados. Si la respuesta es sí, entonces esta actividad funciona para su rebanada personal. Pero si se sienten igual o incluso más exhaustos cuando apagan el televisor, entonces quizás sea hora de replantearse cuánto tiempo pasan mirando televisión.

¿Tienen comentarios?

Nos encantaría saber qué piensan sobre nuestro contenido. Simplemente envíennos un correo electrónico a [email protected] con el asunto El mito del equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y compartan sus opiniones.
 


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro El mito del equilibrio entre el trabajo y la vida privada de David J. McNeff, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print