close Facebook Twitter Instagram LinkedIn
14 mins

El buda y el rudo de Vishen Lakhiani, resumen del libro

El arte espiritual secreto para tener éxito en el trabajo
by The Blinkist Team | Jun 21 2023

En este resumen del popular libro El buda y el rudo de Vishen Lakhiani te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

El buda y el rudo (2020) explica cómo dominar áreas como el trabajo y la vida recurriendo a una profunda conciencia del ser y aprendiendo cómo causar un impacto. Estos blinks ofrecen los pasos prácticos para darle un verdadero sentido al trabajo, cumplir misiones audaces junto a otras personas, y diseñar y vivir la vida ideal.

 

¿A quién está dirigido?

  • Personas que deseen que su trabajo tenga sentido e impacto.
  • Líderes que deseen motivar a sus equipos.
  • Toda persona que desee transformar su vida personal y profesional.

 

Acerca del autor

Vishen Lakhiani es autor y conferencista, y el fundador y director general de Mindvalley, una galardonada plataforma de crecimiento personal que tiene más de dos millones de alumnos. También es el cerebro detrás de A-Fest, un evento anual que reúne a miles de personas de todo el mundo para aprender de los principales expertos, emprendedores, visionarios y mucho más. El primer libro de Lakhiani, El código de las mentes extraordinarias, es un éxito de ventas del New York Times.

 

¿Qué beneficio ofrece? Mejorar la experiencia entre la vida y el trabajo.

Hemos oído una y otra vez que tenemos que trabajar arduamente si queremos tener éxito. Y, por eso, nos esforzamos y comprometemos nuestra vida personal por trabajos que, en la mayoría de los casos, ni siquiera disfrutamos. Pero, ¿y si no tuviera que ser así?

Es posible ser feliz y alcanzar la realización personal en el trabajo y en la vida. Y, para conseguirlo, debemos activar dos partes de nuestro ser: el buda y el rudo.

El buda está profundamente alineado con el yo interior y se guía por él. El rudo es un impulsor de cambios, que mejora constantemente y trabaja para marcar la diferencia en el mundo. Si activamos y combinamos los puntos fuertes de estos dos aspectos, podemos identificar fácilmente objetivos que nos inspiren, y trabajar para lograrlos con alegría y facilidad.

Estos blinks analizan cómo despertar al buda y al rudo que llevamos dentro y empezar a dominar cada aspecto de nuestra vida.

En estos blinks, aprenderán lo siguiente:

  • Cómo descubrir sus valores básicos.
  • Cuán a menudo Google falla.
  • Unas cuantas preguntas pueden cambiar su vida.

 

Conocer sus valores básicos contribuye a una dirección y un sentido claros.

La mayoría de nosotros sabe que cada persona tiene una huella dactilar única. Pues bien, el autor sugiere que también tenemos huellas espirituales únicas.

Mientras que las huellas dactilares se forman antes de nacer, las huellas espirituales se crean a partir de nuestras primeras experiencias. Todo lo que pasamos, lo bueno, lo malo y lo feo, deja en nosotros una huella. El resultado de estas huellas espirituales es un conjunto de valores básicos que guían nuestras decisiones y comportamientos, sobre todo a nivel inconsciente.

Ser conscientes de estos valores básicos es el primer paso para conectar con nuestro interior y desbloquear al buda.

El mensaje clave aquí es: Conocer sus valores básicos contribuye a una dirección y un sentido claros.

Los valores básicos se inculcan durante la infancia y la adolescencia. También permanecen bastante estables durante la edad adulta y solo cambian a raíz de experiencias que alteran la vida, como un trauma. Estos valores son como en una constitución, que se enmienda solo en raras ocasiones y por razones de vital importancia.

Una vez que somos conscientes de nuestros valores básicos, podemos conectarnos con lo que realmente deseamos y necesitamos. Esto hace que sea más fácil saber qué impacto queremos tener en el mundo, así como las acciones y los roles con los que nos identificaremos. Si no sabemos cuáles son nuestros valores básicos, podemos terminar en una carrera que nos frustrará en la vida.

Entonces, la pregunta es: ¿Cómo descubrimos nuestros valores básicos?

El autor recomienda un ejercicio sobre la historia de origen. Esto implica una cuidadosa reflexión sobre su vida para identificar experiencias importantes. Dichos acontecimientos influyen profundamente en sus valores porque ustedes no quieren olvidarlos o esperan no volver a pasar por ellos. Y esto influye sobre su comportamiento futuro.

Una vez que identifican estas experiencias, el siguiente paso es anotarlas con el mayor detalle posible. Esto debería incluir lo que sucedió, quién estaba presente y cómo se sintieron. Por último, piensen en qué lecciones y creencias surgieron de cada una de esas experiencias y qué valores representan. Por ejemplo, cuando el autor reflexionó sobre momentos de acoso y racismo, se dio cuenta de que, en esos momentos, asimiló los valores de compasión y diversidad.

Una vez que sean conscientes de sus valores básicos, podrán utilizarlos para fundamentar sus decisiones, los objetivos que establezcan y los proyectos que asuman.

 

Para atraer a las personas adecuadas, comuniquen claramente su propósito más profundo y su plan.

Cuando busquen un trabajo y objetivos que coincidan con sus valores básicos, tienen que rodearse de personas que puedan ayudarlos a conseguirlos. Pero no pueden asociarse con cualquier individuo. Las personas con las que trabajen deben ser afines y compartir sus valores. La buena noticia es que esto garantiza que ellas se sentirán atraídas por ustedes.

El mensaje clave aquí es: Para atraer a las personas adecuadas, comuniquen claramente su propósito más profundo y su plan.

Para motivar a las personas a acercarse a ustedes, tienen que hacer algo más que compartir lo que están haciendo; tienen que compartir por qué lo están haciendo. Como seres humanos, estamos programados para actuar basándonos en las emociones. Un propósito más profundo (el por qué detrás del qué) apela directamente a nuestras emociones. Este propósito más profundo se denomina el gran porqué y es la razón por la cual las personas se sienten atraídas por ciertas empresas y marcas en lugar de otras.

Por ejemplo, el gran porqué de Apple es desafiar las convenciones y pensar de forma diferente. Nike tiene como objetivo inspirar e innovar para atraer atletas de todo el mundo. Si quieren atraer a colaboradores con la misma eficacia con la que estas marcas atraen a sus clientes, tienen que identificar el gran porqué que está arraigado en sus valores personales.

Una vez que conozcan su gran porqué, podrán comunicarlo a los demás. El autor sugiere hacerlo a través de un manifiesto.

Un manifiesto es una declaración pública en la que se expone el gran porqué de su empresa y se ofrece información fundamental sobre su forma de actuar. A la hora de crear un manifiesto, tienen que tener en cuenta sus creencias, lo que los hace únicos y los valores que defienden. Cuanto más claro sea el manifiesto, mayores serán las posibilidades de atraer a las personas adecuadas.

Hay un último paso para atraer a las personas adecuadas. Se trata de tener una visión. Tanto en el trabajo como en la vida, es esencial tener una visión de lo que se pretende y de cómo conseguirlo. Los ayudará a actuar con intención, y alineará y motivará a todos hacia un mismo objetivo.

La mejor manera de crear una visión es mirar al futuro y preguntarse dónde quieren estar dentro de tres años. ¿Qué quieren conseguir, con quién quieren trabajar y cómo quieren que los vea el mundo? Una vez que hayan respondido estas preguntas, pueden trabajar en retrospectiva para determinar los pasos que los ayudarán a darle vida a su visión. Hablaremos de esto más adelante.

 

Al fomentar los vínculos sociales, aumentan la felicidad, el compromiso y los niveles de desempeño.

Cuando colaboran en proyectos laborales o personales, ¿qué influye en el éxito?

Probablemente estén pensando en las fortalezas, la comunicación, las responsabilidades y los plazos. Y no se equivocan: estos factores sí o sí son importantes cuando se trabaja con personas. Pero hay otro componente que es absolutamente esencial: la conexión social.

Estar conectado socialmente no es solo una necesidad biológica. Es fundamental para la supervivencia. Pertenecer a una tribu ayudaba a nuestros ancestros a encontrar comida y evitar el peligro. Los vínculos sociales son importantes para promover la felicidad, la productividad, la inteligencia y la creatividad. Y fomentar las conexiones sociales con las personas con quienes trabajan es una habilidad vital.

El mensaje clave aquí es: Al fomentar los vínculos sociales, aumentan la felicidad, el compromiso y los niveles de desempeño.

Las conexiones sociales ofrecen innumerables beneficios. Crean un entorno de trabajo positivo para ustedes y para los demás. Transforman cualquier equipo en el que se encuentren. Aumentan la felicidad y el compromiso. Como evidencia, consideren el hecho de que tener amigos en el lugar de trabajo mejora el rendimiento de los empleados. En su encuesta sobre el compromiso de los empleados, la empresa de análisis de mercado Gallup descubrió que quienes tenían buenos amigos en el trabajo estaban siete veces más comprometidos que sus compañeros que no habían hecho amigos.

Tanto si son jefes de equipo como si no lo son, hay tácticas que pueden emplear para hacer que las conexiones sociales sean más probables.

Una de las tácticas para fomentar las amistades es establecer rituales y celebrar eventos sociales. Lo ideal es que estos tengan lugar a diario, semanalmente, mensualmente, trimestralmente y anualmente. Por ejemplo, pueden empezar cada día con un ejercicio de gratitud, para que las personas compartan lo que agradecen y también celebren reuniones periódicas fuera del lugar de trabajo. Estos eventos le brindan a las personas la oportunidad de conectarse a nivel personal.

Otra táctica es utilizar espacios seguros, como un grupo de WhatsApp, donde las personas puedan compartir sus experiencias personales y pedir apoyo cuando lo necesiten. Esto ayuda a generar un sentido de pertenencia.

Es probable que a muchos les resulte difícil mostrarse vulnerables, pero es un ingrediente clave para entablar vínculos. Así que tomen la iniciativa siendo auténticos y expresando su propia vulnerabilidad. El autor, por ejemplo, le cuenta a su equipo cada vez que pasa por un momento difícil en la vida. Esto les da permiso a los demás para hacer lo mismo y genera una oportunidad para que lo apoyen en lo que puedan.

 

Elijan una misión que haga del mundo un lugar mejor.

Hoy en día el mundo está conectado de formas mucho más diversas que nunca antes. Esto es muy beneficioso, pero también acarrea grandes responsabilidades. Nuestras acciones y elecciones tienen consecuencias de gran alcance, un hecho que resulta particularmente cierto en el mundo de los negocios.

Algunas empresas se centran solo en las ganancias e ignoran el daño que ellas o sus productos están causando. Son las que el autor denomina empresas Humanity Minus (restan valor a la humanidad). No hace falta decir que esto no se alinea ni con la mentalidad del buda ni con la del rudo. Fusionar las fortalezas del buda y del rudo significa ser Humanity Plus, es decir, tener una misión que le agregue valor al mundo.

El mensaje clave aquí es: Elijan una misión que haga del mundo un lugar mejor.

Cuando se centran en una misión que cambiará el mundo para mejor, su trabajo tiene sentido y los llena de satisfacción. También atraen a personas que se apasionan por resolver problemas y marcar la diferencia.

Una forma de orientarse hacia su misión es tener un propósito transformador masivo (PTM). Un PTM es un objetivo que tendrá un enorme impacto. Como la misión de Google de hacer que la información sea universalmente accesible.

Al igual que el de Google, su PTM debe representar un desafío. Esto hará que sea más emocionante trabajar para superarlo. Para identificar un PTM, piensen en los problemas y las causas que los inspiran, las personas en quienes les gustaría influir y las marcas basadas en una misión que ustedes siguen. Una vez que tengan su PTM, empiecen a emprender acciones y a crear iniciativas que los acerquen a su realización.

Pero, ¿qué pasa si no están en condiciones de marcar una diferencia con alcance masivo? Quizás los proyectos de su empresa no sean lo suficientemente audaces, dirigen una pequeña empresa o incluso trabajan solos. En este caso, puede que un propósito transformador masivo no funcione para ustedes, pero igual pueden estar orientados por una misión. Simplemente tienen que adoptar una postura.

Adoptar una postura en favor o en contra de algo es una buena manera de darle sentido a su trabajo y marcar la diferencia. Un influencer en las redes sociales, por ejemplo, puede hacer que su objetivo sea no promocionar nunca alimentos poco saludables. Del mismo modo, un diseñador de camisetas puede desarrollar su marca en torno a la difusión de mensajes positivos.

Y asumir una postura audaz no es solo lo correcto, también es bueno para los negocios. Una encuesta realizada en 2019 por la empresa de software Sprout Social reveló que el 66 % de los consumidores quiere que las marcas apoyen públicamente cuestiones políticas y sociales.

 

No tengan miedo a las visiones audaces porque los ayudan a llegar lejos.

¿Han oído hablar del experimento de la pulga en el frasco?

Los científicos colocaron pulgas en un frasco abierto y, como era de esperar, todas saltaron y salieron. Luego, las colocaron en un frasco cerrado durante unos días y ocurrió algo interesante. Cuando quitaron la tapa, las pulgas no salieron del frasco. Aunque no había nada que las detuviera, habían sido condicionadas a saltar solo hasta cierta altura del frasco.

A pesar de ser mucho más inteligentes que las pulgas, las personas pueden verse condicionadas de la misma manera. Cuando las personas se acostumbran a perseguir visiones pequeñas, establecen un límite en relación con lo que pueden lograr.

El mensaje clave aquí es: No tengan miedo a las visiones audaces porque los ayudan a llegar lejos.

Las visiones audaces pueden ser intimidantes, pero impulsan a las personas a dejar una marca en el mundo, que es exactamente lo que hace un rudo.

Entonces, ¿cuál es el secreto para darles vida a las visiones audaces?

Primero hay que recordar que cuanto más grande sea la visión, más fácil será llevarla a cabo. Los grandes sueños entusiasman a las personas y el entusiasmo motiva la acción, incluso frente a los obstáculos. También es importante pensar en el futuro. Hablen sobre cómo será su proyecto en un plazo de diez años. Esto atraerá a las personas interesadas en darle forma al futuro.

Pero asegúrense de tener claro cómo llegarán a ese futuro. Establezcan objetivos cuantificables que los ayuden a alcanzar su visión. Y, al establecer sus objetivos, permítanse fracasar. Cuando las personas no tienen miedo al fracaso, experimentan más, lo que puede conducir a resultados increíbles. Piensen de nuevo en Google. El 40 % de sus proyectos fracasan, pero sus éxitos, desde Google Drive hasta Gmail, son enormes.

Hay una cosa más que hacen los visionarios audaces: consiguen que otras personas sueñen igual de grande. Para ello, el autor sugiere utilizar un supuesto cierre. Se trata de imaginar algo grande para alguien y hablar como si ya lo hubiera logrado. Es un gran motivador, porque les demuestra a las personas que ustedes creen en ellas.

Richard Branson, el exitoso empresario, utilizó esta táctica cuando desafió a sus amigos a nadar 4,8 kilómetros de una isla a otra. Cuando terminaron de nadar, le dijo a la ganadora: “Me gustaría ver cómo lo harás a la vuelta”. La idea que Branson sembró en la mente de su compañera fue tan fuerte que ella se convirtió en la primera persona en nadar de ida y vuelta.

 

Para lograr un entorno laboral óptimo, dejen que las personas se comuniquen libremente y actúen con rapidez.

Imagínense lo siguiente: están en medio de una tormenta de ideas con un colega y los dos están en plena efervescencia. Están completamente sincronizados y para hacer avanzar sus propias ideas se basan en las ideas del otro a la velocidad de la luz. Es divertido y emocionante, y los dos sienten que están haciendo algo increíble.

Hay un término para esto. Se llama acoplamiento cerebral. Los neurocientíficos han descubierto que, cuando las personas experimentan esto, sus cerebros están literalmente en la misma frecuencia. Significa que funcionan como un supercerebro unificado.

Ahora imaginen que todos los miembros de su equipo, empresa o incluso su familia, pudieran trabajar juntos de esta manera. ¡Serían imparables! Pues bien, ¿adivinen qué? Es posible crear un cerebro unificado.

El mensaje clave aquí es: Para lograr un entorno laboral óptimo, dejen que las personas se comuniquen libremente y actúen con rapidez.

En un entorno de cerebro unificado, las ideas fluyen de forma natural. Las personas siempre están probando algo nuevo, lo que genera un rápido crecimiento. Para experimentar esto en su propio grupo u organización, liberen a las personas de las reglas de la jerarquía.

Sí, hay que respetar los roles, pero si las personas están preocupadas por seguir la cadena de mando, no intercambiarán ideas fácilmente. Pixar, una de las empresas más innovadoras, se dio cuenta de esto y eliminó la comunicación jerárquica. Decidió que todo el mundo podía expresarse en forma directa, en cualquier momento, independientemente de su posición en la organización.

Sin la jerarquía de por medio, se puede trabajar en la siguiente cualidad de un entorno de cerebro unificado: la velocidad.

Para ello, aprendan de esta estrategia militar que anima a las personas a actuar con rapidez, incluso si no se sienten seguras. El coronel de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos que la desarrolló se dio cuenta de que, aunque sus mejores pilotos derribaban más aviones enemigos que nadie, también desperdiciaban más balas. Esto se debía a que no esperaban a estar 100 % seguros antes de disparar. Simplemente veían una oportunidad para disparar y lo hacían.

El autor aplica esta idea en su empresa acortando el tiempo que se tarda en tomar decisiones. En lugar de largos intercambios por correo electrónico o reuniones que demandan mucho tiempo, todo el equipo usa aplicaciones de mensajería rápida, como Slack o WhatsApp. Así, en lugar de tardar una hora o incluso días en tomar una decisión, lo hace en cuestión de minutos. Esto produce mejores resultados y, si se toma la decisión equivocada, un aprendizaje acelerado.
 


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro El buda y el rudo de Vishen Lakhiani, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print