close Facebook Twitter Instagram LinkedIn

Cómo comunicarse con los demás de Leil Lowndes, resumen del libro

92 pequeños trucos para un gran éxito en las relaciones
by The Blinkist Team | Mar 6 2023

En este resumen del popular libro Cómo comunicarse con los demás de Leil Lowndes te presentamos las ideas principales de este clásico best-seller.

 

Sinopsis

Cómo comunicarse con los demás (1998) es una guía indispensable para mejorar sus conversaciones y tener interacciones más fluidas y eficaces en cualquier situación. Leil Lowndes ofrece a los lectores un cúmulo de técnicas y consejos para que las personas que se sienten incómodas en situaciones sociales tengan más confianza en entornos laborales, reuniones, en su vida privada y en fiestas.
 

¿A quién está dirigido?

A empresarios que quieren entablar excelentes relaciones laborales

A lectores que buscan mejores formas de comunicarse con sus interlocutores

A personas vergonzosas que desean mejorar sus habilidades sociales
 

Acerca del autor

Leil Lowndes es una autora y conferencista que, con su trabajo, se enfoca en ayudar a las personas a desarrollar mejores herramientas de comunicación. Tras años de experiencia, ha logrado reconocer muchas de las señales sutiles y subconscientes que pueden dar comienzo o poner fin a las relaciones. Entre sus otros libros conocidos se incluyen Cómo conectar al instante con cualquiera (2009) y Cómo ser un imán de personas (2002).
 

¿Qué beneficio ofrece? Aprender a empezar con el pie derecho y evitar meter la pata.

La vida está llena de encuentros y conversaciones que preferiríamos no tener, y presentaciones que preferiríamos no dar. Pero la realidad del asunto es que todos somos seres sociales que dependemos de la comunicación para prácticamente todo lo que hacemos. ¿No tiene sentido, entonces, buscar sentirnos mejor y más cómodos al momento de hablar con los demás?

La autora Leil Lowndes ha dedicado toda su vida laboral a convertir a las personas en mejores comunicadores. Ha observado a personas, estudiado las investigaciones y reflexionado sobre cada tic y hábito de las personas que hacen que cometan errores o saquen el mejor provecho a una conversación. Durante décadas ha estado publicando libros llenos de ventajas y desventajas diseñados para ayudar a las personas a navegar mejor por las agitadas aguas de la comunicación cotidiana.

Sumérjanse y aprendan algunas de las técnicas básicas, y algunas de las más avanzadas, que pueden ayudarles durante una conversación informal o una reunión estresante y muy importante. ¡Se alegrarán de hacerlo!

En estos blinks, descubrirán lo siguiente:

cómo contagiar las buenas vibras del elogio mediante un mensajero;

cómo entrar a una fiesta como un campeón; y

cómo hacer el cumplido perfecto.
 

Las primeras impresiones son importantes, así que recuerden sonreír y usar un lenguaje corporal receptivo.

Dejemos de mentirnos: las primeras impresiones son muy importantes. Cuando conocen a alguien por primera vez, la forma en que se ven y actúan queda grabada en su cerebro, y sin duda influirá en cualquier trato futuro que tengan con esa persona.

Lo primero que alguien ve de ustedes es su rostro, por lo que una buena impresión comienza en este punto.

¿Alguna vez su mamá les dijo que siempre se aseguraran de sonreír cuando conocieran gente nueva? Es posible que les haya molestado en ese momento, pero ella tenía razón. Una sonrisa puede marcar una gran diferencia a la hora de conquistar a una persona.

Pero atención: las personas pueden detectar las sonrisas falsas. Así que dejen que la sonrisa crezca lentamente, ya que esto hará que parezca más personal y genuina.

Según estudios, una sonrisa natural es incluso mucho más importante entre las mujeres. En los entornos corporativos, las mujeres que tardan más en sonreír se consideran más creíbles.

Otro consejo es evitar mostrar la misma sonrisa para todas las personas en un grupo, ya que puede generar rechazo. Prueben variar su sonrisa a medida que interactúan con diferentes personas.

Los ojos también son un recurso fundamental para ganarse a las personas. Se ha demostrado que mantener contacto visual firme ayuda a ganar el respeto y cariño de los demás. Si desean mejorar una relación, mantengan contacto visual con esa persona incluso si no está hablando, y rompan ese contacto solo cuando sea necesario.

Ahora bien, con el rostro ya resuelto, pasemos al lenguaje corporal, que tiene una poderosa influencia en cómo los perciben los demás.

Para empezar, es importante reconocer que el hecho de que alguien sea un extraño no significa que tengan que actuar como si lo fuera. En cambio, cuando saluden a alguien por primera vez, háganlo como si fuera un viejo amigo. Junto con una sonrisa cálida, giren el cuerpo por completo hacia esa persona para que pueda ver que le están prestando toda su atención.

Para caerle bien a la otra persona, asegúrense también de no moverse todo el tiempo; esto incluye no gesticular de más.

Puede sonar extraño, pero según estudios, si se tocan el rostro cuando hablan, parecen menos creíbles, así que mantengan la calma y las manos alejadas del rostro.
 

Las presentaciones sin problemas y los gestos familiares conducen a buenas conversaciones.

Antes de conocer a alguien por primera vez, es posible que tengan pensamientos ansiosos como “¿Qué ocurre si no tenemos nada en común?” o “¿De qué vamos a hablar?”.

Por fortuna, a menudo verán que una presentación sin complicaciones es todo lo que se necesita para iniciar una buena conversación.

La forma más fácil de hacer que esa presentación suceda es solicitarla a un amigo en común o a la persona que organiza el evento en el que se encuentran. O bien, pueden hacerle algunas preguntas sobre el misterioso desconocido para que tenga una manera de iniciar la conversación ustedes mismos.

Por último, también pueden merodear cerca de ese desconocido, escuchar y ver si encuentran una oportunidad para iniciar una conversación.

Una técnica clásica para lograr que otros se acerquen a hablarles es tener algo para romper el hielo o para iniciar una conversación y que puedan llevar con ustedes, como un reloj de bolsillo antiguo o una cartera muy original. Esto invita a los demás a preguntarles: “¿De dónde sacaste eso?”. Antes de que se den cuenta, ya están conversando como grandes amigos.

Si son los anfitriones de la reunión, pueden facilitar las cosas haciendo presentaciones e incluyendo uno o dos datos interesantes sobre cada persona. De esta manera, todos tienen la oportunidad de hacer luego una pregunta y seguir la conversación.

Una vez hechas las presentaciones e iniciada la conversación, su atención puede enfocarse en su comportamiento.

Nadie quiere estar atrapado en una conversación en la que alguien está parloteando sobre una historia aburrida y aparentemente interminable. Entonces, para asegurarse de no infligir esto a otras personas, presten mucha atención a cómo hablan y responden. Traten de acompasar el ambiente y tono de voz, y verán que probablemente todos presten atención y participen de la conversación.

Por ejemplo, si están sonriendo y usando gestos animados, hagan lo mismo. O bien, si el ambiente es pesimista y la gente se recuesta en sus sillas, hagan todo lo posible por adaptarse.

Cuando vean su oportunidad de iniciar una conversación, lo mejor que pueden hacer es tener confianza en lo que dicen y participar con una actitud positiva. Esto es aún más importante que las palabras que usan, siempre que eviten comentarios groseros, desagradables o que puedan verse como quejas, ya que esto crearía una primera impresión negativa.
 


Si quieres disfrutar de todas las ideas principales del libro Cómo comunicarse con los demás de Leil Lowndes, ¡no esperes más! Haz clic en el siguiente link para acceder al resumen completo.

 

Al registrarte, tendrás 7 días de prueba de Blinkist Premium para poder leer este título y descubrir muchos otros. Además, recuerda cambiar tu idioma a español en Ajustes para acceder a todo el contenido disponible en español. ¡Aprovéchalo!

Facebook Twitter Tumblr Instagram LinkedIn Flickr Email Print